Eneba logo

Placas base para PC gaming de segunda mano y nuevas!

Resultados encontrados: 80
Resultados encontrados:80
Ordenar por
    Gigabyte B760M Gaming
    Gigabyte B760M Gaming
    MSI A520M PRO AMD A520 Micro ATX DDR4 AM4 1 x PCI-E x16 Slots Motherboard
    MSI A520M PRO AMD A520 Micro ATX DDR4 AM4 1 x PCI-E x16 Slots Motherboard
    Gigabyte GA-H81M-S2H Intel H81 Micro ATX DDR3 LGA1150 1 x PCI-E x16 Slots Motherboard
    Gigabyte GA-H81M-S2H Intel H81 Micro ATX DDR3 LGA1150 1 x PCI-E x16 Slots Motherboard
    PLACA MADRE ASUS TUF GAMING B660 PLUS WIFI D4
    PLACA MADRE ASUS TUF GAMING B660 PLUS WIFI D4
    Gigabyte B550M AORUS ELITE AMD B550 Micro ATX DDR4 AM4 2 x PCI-E x16 Slots Motherboard
    Gigabyte B550M AORUS ELITE AMD B550 Micro ATX DDR4 AM4 2 x PCI-E x16 Slots Motherboard
    MSI B450M PRO-VDH MAX AMD B450 Micro ATX DDR4 AM4 1 x PCI-E x16 Slots Motherboard
    MSI B450M PRO-VDH MAX AMD B450 Micro ATX DDR4 AM4 1 x PCI-E x16 Slots Motherboard

    También te puede interesar:

    El componente más importante de cualquier tipo de ordenador es la placa base. Conecta todas las demás partes esenciales de la PC (CPU, RAM, GPU, unidades de almacenamiento, unidades ópticas e incluso accesorios como ratones y teclados) y se asegura de que todas se comuniquen. También determina qué tipo de otros componentes se pueden instalar en tu ordenador, por lo que encontrar y comprar el correcto es imperativo si quieres construir una plataforma de juegos que pueda correr casi cualquier juego. Aquí en Eneba, ofrecemos una variedad de listas de placas base para PC nuevas y de segunda mano de otros jugadores, desde la placa base para juegos de mejor presupuesto hasta modelos de alta gama disponibles en el mercado.

    ¿Qué considerar al comprar una placa base para PC?

    Mucho de lo que puedes hacer ahora y las actualizaciones posteriores dependen de la placa base que compres; el tipo de placa base también determina qué es compatible y qué no. Cuando estés buscando el correcto, asegúrate de tener en cuenta estos aspectos:

    • Factor de forma. El factor de forma representa las dimensiones y el diseño de la placa base y es importante porque no todas las carcasas de PC admiten todas las dimensiones. Hay tres tamaños principales:
      • ATX (12 x 9,6 pulg.). Esta es la opción más grande en términos de tamaño y generalmente se adapta a cajas de torre media y completa. Incluye 4 ranuras RAM, 4 ranuras PCI-E y PCI, 6 puertos SATA o más, y es la mejor opción para aquellos que planean ser extremadamente productivos. Debido a su tamaño y capacidades, también es la opción más cara.
      • mATX o Micro-ATX (9,6 x 9,6 pulg.). Esta es la opción intermedia y es el estándar para la construcción de PC promedio. Incluye 2-4 x ranuras RAM, 3 x ranuras PCI-E, 1 x ranuras PCI, 4-6 x puertos SATA y viene en una variedad de tamaños dependiendo de la cantidad de ranuras RAM.
      • Mini-ITX (9,0 x 7,5 pulg.). Este es el más pequeño de los tres y es el más adecuado para las carcasas de PC más pequeñas. Incluye 2 x ranuras RAM, 1 x ranuras PCI-E, 2-4 x puertos SATA.
    • CPU y chipset. La CPU que quieras comprar debe ajustarse al zócalo de la CPU de la placa base del ordenador o no podrás instalarla. Las placas base Intel tienen enchufes tipo LGA, mientras que las placas base AMD tienen conectores PGA, pero aun así debes verificar la compatibilidad de las dos por si acaso. El chipset de la placa base también determina qué CPU es compatible con él y qué tan rápido y eficientemente se comunican el chip y otros periféricos;
    • Ranuras de RAM. El tipo de placa base para juegos que compras también determina la cantidad de RAM que puedes instalar. En general, es mejor comprar un modelo que puedas acomodar al menos 16 GB, incluso si no tienes la intención de usar tanto inicialmente; esto asegura que tienes espacio libre para futuras actualizaciones de RAM. La placa base también determina la velocidad máxima de reloj de los módulos RAM y si puedes overclockearla o no;
    • Puertos de expansión. La cantidad de puertos de expansión determina cuántos periféricos (video, sonido, gráficos avanzados, memoria, Ethernet y varios otros) puedes conectar a este componente. Estas ranuras PCIe también determinan qué tipo de GPU puedes instalar, así que verifica tu compatibilidad antes de comprar;
    • Puertos USB. Algunas personas necesitarán más puertos USB, otras menos, así que elige en consecuencia, ya que el tamaño de este componente determina la cantidad de puertos que tienes. Ten en cuenta que, dependiendo de la placa base, puedes obtener unas con puertos USB 2.0, USB 3.2 e incluso USB Tipo C;
    • Puertos SATA. Estos puertos te permiten conectar dispositivos de almacenamiento HDD y SSD, unidades ópticas internas, etc. al sistema; si planeas instalar más de uno, elige una placa base con más puertos SATA. Además, asegúrate de que sean del estándar SATA 3.0, ya que garantizan una tasa de transferencia de 6GB;
    • Funciones extra. Algunas placas base de ordenador vienen con características integradas como:
      • Interruptores de encendido / apagado integrados: esta es una característica ingeniosa para aquellos que tienen un sistema de carcasa abierta y lo usan para pruebas o evaluaciones comparativas.
      • Tarjetas wifi: para aquellos que no quieren la molestia de comprar cables y adaptadores adicionales para la conectividad a Internet.
      • Lecturas de diagnóstico LED: esto proporciona códigos numéricos que indican cuando algo no funciona correctamente o no está enchufado.
      • Puertos Ethernet duales: la mejor opción para aquellos que planean usar el PC como servidor.
      • Audio a bordo: el audio integrado significa que no tienes que comprar un dispositivo de sonido por separado, pero el audio de los dispositivos de sonido integrados suelen ser promedio en el mejor de los casos.
      • Monitores de temperatura: útiles para aquellos que planean hacer overclocking,
      • Iluminación RGB: algunos fabricantes incluyen luces de LED personalizables.
      • Ranuras de CPU adicionales: más chips de CPU significan mejor rendimiento y multitarea.

    ¿Cuál es la mejor placa base para juegos?

    Como ocurre con la mayoría de los componentes de PC, no existe una respuesta definitiva a cuál es la mejor placa base para juegos. Si bien ciertos modelos superan las expectativas, como Asus ROG Maximus XII Extreme o MSI MPG Z490 Gaming Carbon WiFi, no todos los PC personalizados para gaming necesitan estas placas base de ordenador de alta gama si no utilizas completamente todo lo que pueden hacer. A veces es mejor comprar una placa base para juegos económica, especialmente porque paga menos y puede actualizarla una vez que sienta que necesita algo más potente.

    Independientemente de Tu experiencia como jugador, la placa base de la PC que termines comprando dependerá de tu situación, presupuesto y necesidades. Si estás cambiando de consola a PC, tienes un presupuesto ajustado o simplemente necesitas una máquina un poco más potente, en general, se recomienda invertir en una versión económica porque tienen especificaciones lo suficientemente buenas como para comenzar tu inmersión profunda en los juegos. Para aquellos que tienen un poco más de dinero de sobra, prefieren juegos exigentes y están planeando un intenso uso, entonces es preferible una placa base de gama alta. Al final, lo mejor de este componente es que puedes actualizarlo cuando surja la necesidad, ¡solo debes asegurarte de que encaje en la carcasa y que otras partes del PC sean compatibles con él!